BODEGA VALDEMONJAS ❖ RIBERA DEL DUERO❖ PROYECTO ALEJANDRO MOYANO❖ BODEGA VALDEMONJAS ❖ RIBERA DEL DUERO❖ PROYECTO ALEJANDRO MOYANO❖ ❖ PAISDEVINOS ❖ PAIS DE VINOS  BODEGA VALDEMONJAS ❖ RIBERA DEL DUERO❖ PROYECTO ALEJANDRO MOYANO❖ BODEGA VALDEMONJAS ❖ RIBERA DEL DUERO❖ PROYECTO ALEJANDRO MOYANO❖ 

PAÍSDEVINOS

bodega valdemonjas un hogar de equilibrios y melodias

 

Bodega Valdemonjas un hogar de equilibrios y melodías


El proyecto de Alejandro Moyano, Charo Agüera y sus dos hijos afronta la última fase de construcción de la bodega, que verá la luz en 2015

Dieciocho años han tardado sus creadores en dar forma a Valdemonjas, SL. , un proyecto largamente acariciado por la familia de Alejandro Moyano, su mujer, la violinista Charo Agüera y sus hijos, Jorge y Alexis, que han crecido entre notas y taninos. Valdemonjas surge en 2012 de la decisión conjunta de darle un hogar a sus vinos. Y qué mejor lugar que un paraje colindante con Vega Sicilia, donde el trabajo y la pasión que Alejandro Moyano había desplegado en Abadía Retuerta, Pagos del Infante o Lynus madura de forma natural hasta llegar a estos vinos y a esta bodega, que verá la luz en 2015. Valdemonjas es un proyecto sobre todo familiar, pero también una bodega asentada en la tradición, la humildad y el compromiso con la tierra. Hablamos con esta familia “enganchada” al viñedo, para entender su apuesta por una viticultura sostenible en unas tierras singulares que les permiten elaborar vinos que recordaremos, no sólo por sus singulares nombres, sino también por las sensaciones y los recuerdos que despiertan en nosotros.

¿Por qué crear ahora la bodega?

ALEJANDRO MOYANO (A.M): El proyecto nace con la compra y la plantación del Viñedo de Valdemonjas hace ya 17 años. La creación del viñedo solo tenía sentido acompañado de una bodega. Dieciocho años hemos tardado en  tener nuestra propia bodega, que esperamos tener a punto en 2015. ¡Cocina lenta de baja cocción!

CHARO AGÜERA (C.A): Aunque la idea de la bodega fue madurando a través del tiempo, después de años de peregrinaje por varias bodegas, ya era hora de darle un hogar a nuestro vino.

¿Qué es lo que han encontrado en estos pagos que les ha impulsado a fundar Valdemonjas?

A.M: Valdemonjas es un paraje que nos cautivó a primera vista: su aislamiento, la orografía, la heterogeneidad de sus suelos, muchas variables en un espacio reducido, dan una paleta de matices importante a la hora de producir uva. La vecindad de Vega Sicilia por supuesto, refuerza lo que ya de por sí era evidente. Sin embargo, nunca ha sido un proyecto de necesidades económicas, sino de respuestas vitales: es un proyecto desde la cúspide de la pirámide de necesidades de Maslow; nuestra autorrealización como familia.


C.A: Para nosotros este viñedo es un punto de encuentro familiar, claro que es la pasión del padre, pero también el respeto de los hijos.



Trabajo respetuoso con el terreno, ¿podemos hablar de viticultura sostenible o biodinámica?

A.M: Partiendo de la base de que soy agrónomo y si volviese a nacer volvería a serlo, la agricultura tiene algo que te engancha o te mortifica, a mí me enganchó. Entiendo las relaciones de la planta dentro de un entorno en armonía, que se ha de encontrar después buscamos en el vino. Es decir, perseguimos una producción armoniosa resultado de un trabajo respetuoso de la planta con el medio. Todo nuestro trabajo en el viñedo está bajo la etiqueta de ecológico y además  intentamos seguir los ciclos lunares de la planta, aunque también soy muy crítico con algunos conceptos de las “teorías” biodinámicas. Me cuesta entender que el horóscopo o las pócimas milagrosas tengan un sentido aquí.



 

Bodega Valdemonjas un hogar de equilibrios y melodías


Hablan de vinos exclusivos y singulares, ¿a qué concepto enológico responden? ¿Qué han buscado en su elaboración?


A.M: Sí, son exclusivos y singulares pues responden a una realidad que no es repetible. Llevo elaborando vino 15 años y puedo decir que nunca los he hecho igual. Partimos de principios comunes, con una primera idea, que después según va evolucionando la elaboración, vamos amoldando y modificando. Siempre hemos intentado no forzar lo que estos parajes dicen, primero entendiéndoles y luego potenciando las características naturales de cada uno.


C.M: Cada vino se define desde la viña. Se busca, la frescura afrutada en “El Primer Beso”; el suave perfume en “Entre Palabras”; la variedad y profundidad de olores y sabores en “Los Tres Dones” y en “Abrí las Alas “la gran clase de alta alcurnia”. Y, ¡A veces hasta se consiguen! 


A.M: El PRIMER BESO nace de una uva de desarrollo vigoroso, exuberante y alegre, de la que obtenemos un vino joven, natural sin complejos y ¿por qué no?, transgresor; con ENTRE PALABRAS estamos frente a una elaboración amable y equilibrada, sin estridencias, lo justo. Amable, cariñoso, de suaves matices y sentidos, pero sin más pretensiones que el disfrute del momento entre amigos; de unos terruños recios y austeros, de escasa producción, pero de gran concentración, obtenemos un vino que necesita ser domado redondeado, manteniendo su carácter sobre la crianza. La madera acompaña, apoya, resalta lo complejo y la potencia del vino, le da elegancia, es LOS TRES DONES; finalmente, de nuestro viñedo autóctono de tinto Fino poblacionales, cepas sexagenarias que representa la aristocracia del vino lleno de sutilizas y matices, obtenemos ABRÍ LAS ALAS.


Cuentan con el trabajo del enólogo Luca D’Attoma, ¿cómo ha sido su implicación y su aportación?


A.M: La verdad es que para nosotros es un lujo poder contar con Luca, que se incorporó hace cuatro años. La historia con Luca también resulta curiosa: yo contacte con él por internet. Mis conocimientos enológicos vienen desde la práctica adquirida primero como gerente de Retuerta y luego desde el estudio autodidacta. Pero llega un momento en que te planteas más y tus propias capacidades  se hacen limitantes.


Busqué alguien que aportase una visión diferente de la Ribera y que a la vez tuviese la misma pasión, el pundonor de lo bien hecho y además de un reconocimiento contrastado.  Pensé en los grandes vinos italianos, desconocidos o poco conocidos aquí en España y contacte con Luca, persona abierta e inquieta de gran prestigio en Italia. Vino a vernos y le gustó lo que vio, entendió el potencial de nuestros vinos de la Ribera y aceptó el reto. Lo que nos ha aportado es una visión clara de algunos elementos en los que enfocar nuestro trabajo: el frescor, la crianza en el respeto del vino y la búsqueda de la estructura, y todo eso desde el viñedo.

 


Con estos vinos han conseguido ya sus primeros premios, ¿qué les han aportado estos reconocimientos?

A.M: Mentiría si dijese que los premios y críticas no son importantes, nos sirven de referencia nos permiten situarnos y sobre todo, nos indican el camino que nos queda por recorrer.

C. A: Me imagino, que eso da pie, para pensar que vas por buen camino.


Los premios también suelen mejorar los resultados en las exportaciones, ¿cómo funciona Valdemonjas en el exterior?

A.M: Estamos empezando, pero representan casi el 40%. La verdad es que nuestra acogida en el exterior ha sido excepcional, estamos exportando a Suiza, Bélgica, Méjico y Australia. Mi trabajo profesional se desarrolla en labores internacionales y no concibo este proyecto sin una proyección internacional. Estamos orgullosos de ser lo que somos. ¡Démoslo a conocer!


Alejandro, este 2014 se cumplen quince años desde que elaboró su primer vino, ¿qué balance hace de este tiempo? ¿Está ahora en el proyecto con el que soñaba?

A.M: Visto desde la perspectiva del tiempo, yo diría que este proyecto empezó desde la ignorancia y la ilusión y que poco a poco fue abriendo unos horizontes que ni soñados. Con la incorporación de la bodega se cumplen los sueños del más exigente, vamos a poder contar con una herramienta única para la elaboración.


La bodega está pensada desde esa idea de poder dar en cada momento lo que la uva, el mosto o el vino piden. Se trata de un proyecto arquitectónico de Ana Agag y Silvia Paredes, concebido en el respeto más absoluto al medio ambiente. Una bodega eco-sostenible, que busca consumos energéticos e hídricos nulos, equilibrado e integrado en el entorno. Maravilloso.


Charo, su mundo ha sido siempre la música, ¿cómo conoció y se enamoró de  los vinos de Ribera del Duero y de la enología?

C.A: Como vasca que soy, siempre he vivido la cultura del buen vino, pero claro está, no era consciente del mundo tan rico y complejo que hay detrás, ahora soy mucho más exigente. Comparto la pasión por el vino desde la mejor perspectiva posible: la de crítica caprichosa pero constructiva. Dicen que las mujeres tenemos los sentidos más desarrollados y yo hago lo posible por demostrar que es cierto.


La música y el vino tienen muchos puntos en común: los une la pasión, el deleite de lo efímero, el placer de compartir y la constante necesidad de superación. Melodía y equilibrio forman parte de un vocabulario compartido.


¿Qué nuevos proyectos tienen en previsión a medio/largo plazo?

A.M: Disfrutar y asentar todo por lo que hemos luchado.

C.A: Terminar la bodega y que siga funcionando…. y poder pagarla, jaja…







 
PORTADA../PAISDEVINOS/PORTADA.html
ACTUALIDAD../PAISDEVINOS/ACTUALIDAD-VINOS-Y-BODEGAS.html
ENOTURISMO../PAISDEVINOS/ENOTURISMO-EN-ESPANA-RUTAS-DE-ENOTURISMO.html
SELECCIÓN VINOS../PAISDEVINOS/SELECCION-MEJORES-VINOS-DE-ESPANA.html
AGENDAGOURMEThttp://paisgourmet.es/PAISGOURMET/GASTROAGENDA-FERIAS-Y-FIESTAS-GASTRONOMICAS.html
ENO-AGENDA../PAISDEVINOS/AGENDA-ENOGASTRONOMICA-ACTIVIDADES-VINOS-Y-BODEGAS.html
CONTACTO../PAISDEVINOS/DATOS-DE-CONTACTO.html
propuestas gastronómicas y promociones gourmethttp://paisgourmet.es/PAISGOURMET/PROPUESTAS-GOURMET-Y-GASTRONOMICAS.html